Buscar este blog

TRADUCTOR

jueves, 27 de agosto de 2015

CON NOSOTROS HOY: "MAPI AQUILUÉ MADURGA"

MAPI AQUILUÉ MADURGA

Mi nombre es Mª Pilar Aquilué Madurga, aunque nací en Lérida el 30 de abril de 1995 resido en Fraga y desde pequeña he estado muy arraigada al folclore aragonés.



Mi aventura empieza cuando con tan solo 5 años mis padres me proponen apuntarme en la escuela de jota de mi ciudad en la sección de baile, la escuela de jota de la rondalla de la peña fragatina, y yo no dije que no. 

Cada curso aprendíamos un par de jotas nuevas, la primera que aprendí fue el famoso “ tin-tan” y a partir de esa sencilla coreografía las jotas cada año subían de dificultad y exigían más esfuerzo. 



Pero las clases se hacían muy amenas. Con tan solo 10 años, se me propuso formar parte junto con el que era por aquel entonces  mi pareja de baile Jaime Palau de la Rondalla de la Peña Fragatina.  Y claro, tampoco podía decir que no a bailar con “los mayores”. 



Fueron muchos los intercambios, actuaciones, ensayos… pero yo quería aprender más y desde el año 2010 decidí formar parte de la rondalla San Jorge de Belver de Cinca gracias a la ayuda de Tomas Torrecillas que ya era componente del grupo y fué él que me dió el empujón en esta nueva etapa. 



Todo el grupo junto con la profesora de baile Ana Meler me enseñaron muchas más jotas, a parte de las danzas, de las cuales nunca había bailado.

Conocer a más gente significa abrirte puertas, y al pertenecer a una nueva rondalla se me brindó la oportunidad  de poder colaborar con la Rondalla La Alegría de Monzón , con la Rondalla Virgen de Loreto  de Ballobar y con una nueva agrupación folclórica en Fraga: la Asociación Cultural Folclórica Amigos del Bajo Cinca, de la cual también pase a formar parte.



Pero mi afán por seguir aprendiendo seguía aumentando, y pase  a formar parte en el 2011 de la Rondalla Raíces de Ontiñena, pueblo natal de mi padre. Es todo un placer bailar con las amigas de toda una vida y todo un orgullo poder ser alumna de Manoli Rincón que, al ver mi pasión por la jota aragonesa pensó que debería formar parte también de la rondalla Elenco Aragonés de Huesca.

Mis padres se echaban las manos a la cabeza cuando les propuse la idea. Pero no saben decir que no.



Una vez ya en Elenco vi la oportunidad de realizar mi sueño desde que entre en el mundo del folclore, encontrar a un chico (aprovecho para hacer un llamamiento para que se animen a bailar, ya que escasean mucho) que quisiera prepararse para participar en certámenes de jota.
Es en ese momento cuando conozco a Bizen Escuer que desde hace apenas 6 meses nuestro profesor Luis Carlos Torralba nos prepara a conciencia para dichos certámenes.



Hoy en día ya no formo parte de la Rondalla de la Peña Fragatina aunque ha sido la rondalla que me enseño los primeros “punta tacón”  y estoy orgullosa por ello.

Por otra parte, mis semanas, sin comentar que ya sea trabajando, en casa, saliendo con las amigas, el novio… aprovecho cualquier instante para bailar aunque sea un trocito de una jota; se componen de 5 horas y media de ensayos y 320 km en desplazamientos desde Fraga hasta Belver, Ontiñena y Huesca; mas luego sumar horarios y kilometraje de actuaciones.  Ahora se entiende mejor por qué mis padres se echan las manos a la cabeza. 



Y por ello quiero dar las gracias principalmente a ellos que son mi gran apoyo, los que se han molestado en llevarme y traerme, los que se ocupan de los gastos que suponen las clases, indumentaria, etc. También agradecer a mi novio, Néstor Fernández que aunque a él no le gusta mucho esto de las jotas, se desvive por verme feliz bailando. Agradecer a mi familia y amigos por darme el apoyo y la subida de moral que supone el tener gente que te quiere y que aplaude lo que haces. No hay nada mas emotivo que ver las lagrimas de emoción al dedicarles una jota solista a tus abuelos. 

Y para terminar decir que  con todo lo que estoy aprendiendo, me gustaría  algún día poder llegar lejos en el mundo de la jota aragonesa ya que sin esfuerzo, trabajo y perseverancia no hay recompensa.