Buscar este blog

TRADUCTOR

sábado, 17 de septiembre de 2016

LA IMPORTANCIA DEL SOFRITO

Nuevo trabajo de la Ronda de Motilleja con las colaboraciones de: Jose Luis Gutiérrez "Guti"; Kepa Junkera; La Musgaña; Vanesa Muela; Fetén Fetén; Eliseo Parra; Los Hermanos Cubero (Roberto Cubero y Enrique Ruiz Cubero); Carlos Fernández Campos; Juan José Robles; Manuel Luna; Cuadrilla del Dos; Javier Andreo, Isabella García y Carlos Manuel Salcedo. Con Textos y Letras de Manuel Sánchez Martínez y Emilio Del Carmelo Tomás Loba y diseño gráfico de Antonio Martínez Sarrión. El disco ha sido Grabado, Mezclado y Masterizado en Calypso Studios, de Madrigueras (Albacete) por Miguel Angel Gascón.



La Importancia del Sofrito es un nuevo producto de la creativa fábrica musical motillejana formado por la amalgama de ese triunfo de lo colectivo que son los músicos populares de la Ronda, con su habitual y cuidado sonido, junto a la flor nacional de los amantes de los ritmos populares, que beben de las fuentes de la tradición oral para sus composiciones individuales, y otros músicos populares que se han sumado de buena gana para colaborar en este guiso nuevo, aportando sus personales modos o ingredientes para contribuir a que el combinado final se saboree mejor.








Si quieren buscar rigorismo hierático presuntamente inalterable, tendrán que hacerlo en otros grupos y lugares, porque en La Importancia del Sofrito de La Ronda de Motilleja lo que van a encontrar es una muestra de cómo se conjuga la tradición musical, lo que viene de los que nos antecedieron una o varias generaciones atrás, con la ingobernabilidad de lo creativo, haciendo aflorar lo que nos hace reconocernos como somos en alguna de nuestras más potentes señas de identidad: una música de tradición oral que, no está fosilizada, sino bien viva, porque es versátil, y por eso, justamente, es fogosa y vital.







La Ronda de Motilleja es una de las pocas rondas tradicionales manchegas que mantienen viva la transmisión cultural generacional, tanto en el repertorio como en las formas de interpretar, tocar y cantar el mismo. En la actualidad, la Ronda cumple la función de utilizar este modo de expresión popular de la tradición motillejana para diversión de los propios músicos y de quien gusta de las músicas y bailes que interpretan. La Ronda de Motilleja está formada por músicos locales, de comarcas y provincias vecinas, que han recogido el fruto de una tradición cultural festiva muy arraigada en esta población y que, con su actividad de hoy, realizan una meritoria labor de conservación, valorización y actualización de uno de los repertorios de la música tradicional más interesantes de la vasta región manchega y del sureste peninsular en general.