Buscar este blog

TRADUCTOR

sábado, 25 de junio de 2016

LA ENRAMADA EN BALLOBAR (HUESCA)

BALLOBAR/VALLOBAR 
(Huesca) 
RECUPERA LA TRADICIÓN DE LA “ENRAMADA”

Los habitantes de la localidad de Ballobar (Vallobar, en su etimología antigua) han disfrutado este mes de junio de 2016 de una costumbre casi perdida. La llaman la “Enramada”, y arrastra un grato componente ancestral y varonil. Un novio, o un pretendiente antiguamente, coloca un enorme árbol frente a la puerta de su amada, reclamando su atención. ¡Qué brutos en el Cinca! Pero...¡Qué bonito gesto de amor!

Con motivo de la boda de Merche y Carlos, celebrada este mes, aparecieron en dos calles sendos chopos que recuperaban una tradición singular de nuestra Ribera. Gracias a nuestro amigo don Javier Foncillas debemos la foto que insertamos con su permiso, y gracias a don Álvaro Enrech, el contenido básico de esta tradición. Además, el señor Foncillas publicaba este evento en el "Diario del Altoaragón".





Al parecer, esta costumbre de la “Enramada” parece tener un contenido fálico o sexual, pero también una invitación a la novia a unirse con su amado, en un abrazo eterno; gesto de petición a la dama para que acepte compartir un nido común, con raíces nuevas en esta tierra. Álvaro Enrech nos escribe diciendo que “la costumbre ha variado: ahora se hace la víspera de la boda; los amigos del novio y éste mismo llevan un árbol, generalmente un chopo de ribera, a la casa de la novia.”

Los chopos instalados este mes de junio en las calles de Ballobar (Huesca) alcanzaban alrededor de los 21 metros, uno en la calle Fraga, las calle papalela al río, y otro, en la calle Nueva (paralela a calle Caídos), El evento despertó con seguridad el orgullo y autoestima de los ballovarinos, sentimientos que compartimos otros ribereños y vecinos suyos.

(Enramada de Ballovar - junio 2016. Foto; Javier Foncillas. Información Joaquín Salleras)