Buscar este blog

TRADUCTOR

miércoles, 14 de mayo de 2014

HOMENAJE A JUAN CALDERON SALAS

Hace un poco más de un mes, se producía una triste perdida de uno de nuestros seguidores.   Una persona que intentaba seguirnos día a día, incluso los días que ya sabía que tenía que afrontar una enfermedad muy dura a la que no pudo superar, y a que al día de hoy y pidiendo permiso a sus hijos queremos rendir este pequeño homenaje.  

Juan Calderón Salas, al que conocíamos en el mundo del folclore, como "Juan el de Bilbao" nos dejaba el pasado 7 de abril de 2014.  

Juan Calderón aunque residía en tierras Vascas, nacía en Málaga el 23 de febrero de 1940, ahí también su afición y amor a los verdiales malagueños, a que no dejaba tampoco de escuchar en sus últimos meses de vida, radio Pinomar, una radio, actualmente por desgracia cerrada, en que también era seguidor miércoles y jueves nuestro amigo Juan.  En dicha cadena de radio, y a través de Antonio Luque y Jesus Tejas, Juan y yo tomamos una estrecha ciber relación, en el cual hablábamos mucho de folclore y de la vida en si.  Un autentico seguidor de todo lo que hacía y no podía despedirme sin al menos ofrecerle un pequeño espacio en mi blog, quizás demasiado tarde, porque el no podrá verlo, pero que espero le haga mucha ilusión a sus hijos y todas esas personas que le queríamos, y que algunas ya empiezan a decir que echan mucho de menos a este humilde hombre.  



Calderón en la Ermita de Verdiales


El año quise que comenzara junto con mi postal navideña que envío a ciertos seguidores, grupos o personas arraigadas con el mundo de la cultura, quería desearle lo mejor para este año, no pudo ser, pero seguro que esté donde esté, allá arriba esperemos, le hayan guardado uno de los mejores sitios y que cada domingo de ramos, que también era su pasión, le den la oportunidad de ver lo que ocurre en su ermita como el decía.  

Antes de marcharme a realizar el Camino de Santiago, en febrero le preguntaba a Juan como se encontraba, al que me dio muchas esperanzas, porque así es como me contestaba:

Hola Tomás, pues aquí vamos avanzando, los médicos me dijeron el viernes, que vamos viento en popa, o sea que eso es buena señal.  Hasta últimos de febrero, no sabremos con más certeza como está la cosa.  Muchas gracias por tu interés, ya te tendré al corriente.  Agur, hasta otro rato, que tenga más tiempo, que me están esperando la familia para dar una vuelta hoy que hace bueno.  

Y así era casi mi último diálogo.   Mientras hacía el camino me enteré que estuvo ingresado, el mismo me lo comunicó, hasta que un día me llegué a enterar que este hombre ya no estaba entre nosotros. 



Junto su amigo Paco Maroto


Jesús Tejas Juncos, amigo de Juan, amante del folclore, maestro, cantante y músico, entre otras, también se ha querido unir a este pequeño homenaje:

Conocí a Juan Calderón Salas, (Juan de Bilbao), gracias a la radio, y gracias a la fiesta de verdiales.  Dos aficiones que quiero con locura.  La radio, gracias a mis padres, sobre todo a mi padre, que es, y siempre ha sido oyente asiduo de este medio.  Los Verdiales, gracias a una casualidad, que me devolvió a los orígenes "malagueños" de mi familia.  La primera vez que coincidí personalmente con Juan fue en la Ermita de Los Verdiales en al año 2010, y se puede entender por mi introducción que fue un momento muy especial para mí, con él compartía ambas cosas:  Radio y Fiesta de Verdiales. 

Me resultó impactante la claridad con la que recordaba su Málaga, o más bien la Ermita de Los Verdiales y sus alrededores que es donde vivió hasta los 12 años.  Con qué claridad hablaba de los momentos de Fiesta de Verdiales que allí conoció, con que admiración hablaba de los fiesteros y de las personas que vivían por aquellos lares y también con que acierto relataba las penurias que se pasaron en aquella época.  A su vez, era capaz de hablar con el mismo cariño de su tierra de adopción, y tenía palabras amables y de agradecimiento para todo lo vivido en el País Vasco.  

Me contó como marchó de Málaga en tren, como tantos otros malagueños en busca de una vida mejor, y como con él se llevó cargadas tradiciones y vivencias de Málaga.  Hablamos de nuestros encuentros radiofónicos en Radio Pinomar, y como gracias a esta emisora pudimos ponernos en contacto gentes de todo el mundo que éramos amantes del folclore y las músicas populares.  Éramos asiduos los miércoles al programa de verdiales, y en más de una ocasión Juan se asomaba al programa que yo dirigía los jueves en esta emisora para interesarse por otras músicas y tradiciones del resto de España.  Entre charla y charla no paraba de acercarse gente a saludarle (sobre todo su familia Calderón, tan apegada a la fiesta) y él con exquisita paciencia y alegría iba saludando a unos y a otros...

En más de una ocasión le vi mirando al horizonte, en aquellas laderas de la Ermita.  Creo que todavía se veía correteando por aquellos cerros.  Juan, yo, en ocasiones, a pesar de no haber nacido allí, a pesar de vivir a cientos de kilómetros de Málaga, también sueño con ella, también recuerdo todo lo vivido allí... ¡Qué grandes sois los malagueños allí donde viváis!...

Un trocito de ti Juan está ahora con cada uno de los que te conocimos, y cada vez que escucho la radio, y hablan de nuestras músicas me acuerdo de ti, y cada vez que suba a la Ermita, o cada vez que escuche esa Fiesta de Verdiales que tanto querías, tendré un momento contigo.  

Hasta siempre Juan.




Juan con parte de Radio Pinomar


"Oraremos mucho por tu partida, para que Dios te tenga en su gloria y puedas descansar en paz, ahora nosotros estamos muy tristes, pero Dios nos dará la fuerza necesaria para poder sobrellevarlo de la mejor manera, te recordaremos con mucha alegría, a pesar de que nunca debiste partir."



Un abrazo con su sobrina Maribel Calderón



Quiero agradecer a sus hijos Juan y Eleadora por darme su permiso.  Y transmitirle mis condolencias y darles muchas fuerzas para seguir adelante ya sin su padre.  

Palabras de su hija Eleadora:

Me pides permiso para hablar de mi padre en tu blog, creo que necesitas mi permiso porque mi padre todo en si era folklore y eso no entiende permisos, ¿quien puede poner trabas o candados a eso? nadie.  Te agradezco el detalle hacia mi padre y te deseo todo lo mejor, un abrazo.  



Junto a Marilo y Ana Belén


Aquí os dejo un video, en que Juan de Bilbao, estaba en su salsa, cantando y todo, en Venta Álvaro.