Buscar este blog

TRADUCTOR

sábado, 8 de octubre de 2016

LA BAJADA DE LA VIRGEN DE LOS REYES (ISLA DEL HIERRO)

La LXIX Bajada de la Virgen de Los Reyes se celebrará el 1 de julio de 2017

Virgen de los Reyes advocación de la Virgen María que se venera en la isla de El Hierro (Canarias, España). Fue coronada canónicamente el 17 de mayo de 1953. Es la patrona de la isla de El Hierro y su fiesta principal se celebra el 24 de septiembre.

Cada cuatro años la imagen de la Virgen de los Reyes es trasladada a la Villa de Valverde







La Bajada consiste en el traslado de la imagen de la patrona hasta la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción en la Villa de Valverde y posteriormente, las distintas parroquias de El Hierro.

El Voto:
Promesa realizada por el pueblo herreño en 1741 estableciendo el compromiso de trasladar a La Virgen de Los Reyes cada cuatro años desde La Dehesa a Valverde en señal de agradecimiento, marcando así el inicio de La Bajada.
El documento conservado en la actualidad es una copia del original realizada por el párroco Andrés de Candelaria, al haber quedado éste destruido en el incendio que sufrió el Ayuntamiento de Valverde el 29 de julio de 1899.

La imagen de la Virgen de los Reyes ha sufrido numerosas variaciones con respecto a la que llegó en el siglo XVI a El Hierro, que con toda probabilidad no era una imagen de vestir, ni se corresponde con los cánones empleados en el Renacimiento para este tipo de representaciones.  El escultor Juan Bautista Padrón de la Guardia en 1869 la barnizó, en 1885 la retocó y en 1896 le añadió orejas, rebajó la frente mediante dos mechones de pelo.  Nicolás Perdigón Oramas realizó en 1897 una de las más polémicas intervenciones, la cual llegó al punto de que los cambios realizados llevaron a pensar a los herreños que la imagen había sido cambiada por otra. Perdigón Oramas debió de especificar ante una comisión trasladada a La Orotava cuales fueron dichos cambios: incorporación de un maniquí, nuevos brazos respetando las manos, abrió un poco al boca y reforzó los párpados, eliminó los mechones añadidos por Juan Bautista, aunque añadió cabello en la frente, sobre las orejas y abultándolo en la nuca, además de cambiarle el color que pasó de negro a castaño. Perdigón de Oramas tuvo que rectificar su intervención para darle a la imagen un parecido más cercano al que tenía previamente.  Durante el siglo XX se realizan numerosas intervenciones, sobre todo en fechas relacionadas con La Bajada, así se tiene constancia de los trabajos realizados por Francisco Ramos, Rafael Padrón y Ezequiel León.  La imagen del Niño Jesús también ha sufrido variaciones, así el realizado por Juan Bautista Padrón de la Guardia (1885) difiere del actual.






Dacio Darias sitúa en 1614 la primera ocasión en que los pastores acuden a La Villa para solicitar llevar a la Virgen de Los Reyes y dedicarle allí un novenario rogativo para paliar la pertinaz sequía que asolaba El Hierro. Petición que fue denegada, “pero entonces los pastores violentaron la puerta de la ermita y sigilosamente condujeron la Imagen, en la noche del 27 de marzo, hasta las cuevas de Lemos, de la novedad al Párroco, mediante unos toques en la puerta de su casa diciéndole: Padre cura. En las cuevas de Alonso de Lemos hay una prenda que debe vuesa merced recoger en seguida.”  Una vez recogida la imagen se traslada ésta hasta la iglesia, y sin llegar a traspasar la puerta de entrada del templo, comienza a llover abundantemente por toda la isla.

Una nueva crisis de sequía, ésta en 1740, establece la posibilidad de un nuevo traslado de la imagen a La Villa para ofrecerle una nueva rogativa tal y como ocurrió en el siglo anterior. Será traslada a mediados de enero de 1741. “El 21 de enero, último día del precitado novenario, las nubecillas, comenzaron su ascenso desde el mar, besando las cumbres sedientas y áridas. (…) Pronto llovió a cantaros”.
Es en esta ocasión cuando se decide establecer de manera regular la llegada de la Virgen a la capital herreña, para lo cual se establece el Voto, a modo de compromiso y promesa.

Baile de La Virgen:
También llamado Santo Domingo, suena después de la venia a la imagen, rodilla en tierra, los bailarines, y a un toque de pito, saludan a la imagen con un ¡Viva la Virgen, Viva!.
Este toque se utiliza para sacar las imágenes del interior de las iglesias y para sentar o levantar la Virgen en los lugares de descanso.
Como muchos de los toques, este varía según los pueblos.
La Bajada es una fiesta de extraordinario sabor folclórico, en la que desempeñan un papel fundamental los bailarines, que se van incorporando a la procesión a medida que la Virgen pasa por los pueblos del obligado y tradicional itinerario. La música de esta bajada está compuesta por más de veinte danzas cortas, todas distintas y con música propia, Santo Domingo, Redondo, Tajaraste, etc, los bailarines van cambiando de toque y de ritmo según el pito o flauta travesera de seis agujeros, hecha artesanalmente, y por las chácaras y los tambores.


Tras llegar la imagen mariana a la Villa de Valverde se le impone el bastón de mando de la capital por medio del alcalde y entra la imagen en la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción (que es la iglesia matriz de la isla). Una vez en Valverde, la imagen peregrina por los diferentes pueblos de la isla. La bajada dura aproximadamente un mes hasta el primer sábado de agosto, tras lo cual la Virgen de los Reyes regresa a su santuario en La Dehesa hasta dentro de cuatro años. La más reciente bajada fue entre julio y agosto de 2013